SOBRE LAICIDAD Y ESPACIO PÚBLICO

  • Jaime Ruben Sapolinski

Resumen

Yo he tenido el privilegio de haber desarrollado parte importante de mi carrera docente como asistente del Profesor emérito José Anibal Cagnoni. Éste fue un paradigma de dignidad, tolerancia, grandeza de espíritu y libertad de conciencia. Conocedor profundo del derecho público patrio, intransigente cuando la intransigencia era sinónimo de hombría de bien, Cagnoni era, también, un católico práctico que, por ejemplo, asistía a Misa en forma habitual. Planteado, una vez más, un intercambio sobre el vínculo de las manifestaciones religiosas respecto de la actividad estatal, que tiene raíces, por lo menos, centenarias, me pregunto cuál habría sido la opinión de mi recordado amigo a quien evoco desde el afecto y la admiración.


La convocatoria de hoy refiere a «Laicidad, lo religioso en el espacio público» y la primera cuestión que digna de considerar es, a qué espacio público nos estamos refiriendo.


Creo que la sustancia del debate no versa sobre tres, eventuales, metros cuadrados de terreno. No se trata de un espacio material sino de un espacio espiritual, que se desarrolla en el ideario de la gente. Desde esa perspectiva, podemos plantearnos cuál es la mejor solución para una sociedad, por ejemplo la nuestra, y hasta dónde la misma se compadece con la regulación jurídica que se ha consagrado. Un segundo análisis comprende cuáles son las normas de derecho positivo que tenemos consagradas y cuáles son las conductas concordantes con las mismas.


Las religiones son ideologías. Son una visión sobre la existencia, el papel y la relación con entidades sobrehumanas que, por lo general, se personalizan y a las que se les atribuye poderes de regulación de la vida de las personas. Las hay de raíces milenarias, más allá de las posibilidades de cambio, adaptación y diversas perspectivas de interpretación de sus enunciados. Otras son más modernas. Hay doctrinas que sin aparecer como compitiendo con las visiones clásicas, operan en un plano similar. Implican, también la adoración de determinadas entidades, cuando no la idolatría. Después de todo, el culto a la personalidad, como el que legitima el ejercicio de poder de un gobernante del tipo de Kim Jong-un o una narración milagrera con muertos reencarnados en pajaritos se parecen en enorme medida al relato de los antiguos Faraones egipcios o a los emperadores romanos divinizados a partir de Augusto.[...]

Palabras clave

Biografía del autor

Jaime Ruben Sapolinski

Profesor Agregado de Derecho Público I (Constitucional). Facultad de Derecho de la UDELAR. Profesor de Derecho Constitucional. (Facultad de Derecho del CLAEH). Correo electrónico: jsapolins@gmail.com

Publicado
2017-07-31
Como citar
SAPOLINSKI, Jaime Ruben. SOBRE LAICIDAD Y ESPACIO PÚBLICO. Revista Derecho Público, [S.l.], n. 51, p. pp. 197-210, jul. 2017. ISSN 2301-0908. Disponible en: <http://www.revistaderechopublico.com.uy/ojs/index.php/Rdp/article/view/60>. Fecha de acceso: 19 nov. 2017
Sección
Conferencias